AFUERA NO HABÍA NADIE ─ ¿Quién abrió la puerta?

Suele ser una frase común la que dice que es la mente la que crea el miedo. Por su parte, la mente no puede producir el miedo de la nada. Tuvo que experimentarlo antes, de seguro en la niñez. Paradójicamente, el miedo infantil es la condición necesaria para que la mente adulta lo enfrente y…