RELATO

─LA DEBACLE─

─Haz click en la imagen de la portada para obtener el libro─

RELATOS_LA DEBACLEECCE HOMO. La oscuridad era muy negra, y la negrura se torna fría cuando era de noche. Casi no podía ver lo que estaba escribiendo pues la luz del bombillo del cuarto era muy débil. Mi pluma hacía ruido al desplazarse sobre el papel. Y yo me imaginaba al planeta dando vueltas. Mis ojos se posaban en las fotografías de niño pendientes de la pared y en los libros de la estantería y en el espejo. En el espejo que me daba un miedo horrible. Estaba sólo en la habitación. Y me imaginaba al planeta dando vueltas. Amar… Comprender, comunicar. El futuro… Presente ya pasado. ¡Los muertos… sensación de no sentir! Estaba solo en la habitación y el mundo daba vueltas. La habitación no daba vueltas pero estaba en el mundo que sí lo hacía. Y yo estaba solo en la habitación… Que no daba vueltas. Solo. No podía ver lo que escribía y las lágrimas caían sobre mis manos, también fijas, también manos, que temblaban de soledad y estupidez. Las fotografías de la pared davan vuelas pero yo no podía verlo. Volví la cara mecánicamente pero yo no podía verlo. Mi grito debió ser desgarrador. Eran inmisericordes y me daba mucho miedo porque no se les podía mentir. Lo sabían todo. Me tapé la cara y mis ojos con mis manos sudorosas que temblaban y se me vino de nuevo a la mente la imagen del mundo dando vueltas… y la imagen del cuarto… ¡y la mía propia! Volví de nuevo la cara pero esta vez sonriendo y muy despacio. De un salto me incorporé del escritorio abalanzándome violentamente sobre el espejo para abrazarlo. Tal fue la fuerza que mi cabeza lo hizo pedazos.   

─EL LIBRO DE LAS RELACIONES OLVIDADAS─

─Haz click en la imagen de la portada para obtener el libro─

RELATOS_EL LIBRO DE LAS RELACIONES OLVIDADASEl libro de las relaciones olvidadas es una compilacion de narraciones que su autor habia ido dejando sin publicar por diversas razones. Una de ellas, por haberlas perdido durante los años de la guerra, y que por lo mismo, por cuestiones del destino, pudo recobrar. Esta edicion nos permite seguir la génesis de una escritura que desarrollaria hacia el género novelesco. Y tal y como reza en la introdución, el libro se mueve gelatinosamente entre lo que el autor entiende como relatos cortos y a lo que llama “textos breves”.

Anuncios